martes, 31 de mayo de 2011

GRAN FINAL DE MAYO: ZARAGOZA Y MADRID

Sigue la promoción por toda España.
Esta gira que me está llevando por tantas ciudades del país, continuó el sábado en Zaragoza. Ida y vuelta el mismo día. Y ya en Madrid, el domingo, hice mi primera firma en el Retiro. Muchísima gente en los dos lugares. No pueden ir mejor las cosas.

Sábado 28 de mayo

Esta vez no me tocó madrugar! Bueno, no demasiado. El AVE Madrid-Zaragoza salía a las 9.30, aunque a las 8.30 ya estaba en Atocha para desayunar. Para mí, es la comida más importante del día. Lo descubrí hace unos años y puedo estar sin comer, sin merendar o sin cenar, pero necesito tomar algo por la mañana. Y un café. Imprescindible.
Cuando Nuria llegó, nos subimos al tren y rumbo a Zaragoza.
No había firmado todavía allí y por ese motivo tenía muchas ganas de ir. Siempre que me informan de las ciudades que voy a visitar, siento curiosidad por la respuesta de la gente. ¿Funcionará bien? ¿Se habrán enterado los seguidores de que estaré allí? ¿Y si no va nadie? ¿Cómo se portarán los medios?
Pero la respuesta al final siempre es muy positiva.
En el Paraninfo de la Universidad teníamos la presentación. Un sitio precioso. Enorme y perfecto para este tipo de eventos. Allí atendí a la prensa y conocí a la gran Alba Gimeno, Aby para los amigos, la embajadora de Zaragoza. Una chica ejemplar. Nos ayudó, se lo pasó en grande y me hizo reír. Con personas como ella da gusto. Mil gracias por todo Aby y espero que nos volvamos a ver pronto.
Joaquín Casanova, el director de la feria del libro de Zaragoza, nos atendió fenomenal y también fue muy amable conmigo el escritor Juan Bolea.
Al coloquio con algunos seguidores de CPP, asistió Begoña Oro, la autora de “Pomelo y Limón”, a la que me hizo mucha ilusión conocer. Prometo leer el libro.
Fue un acto muy entretenido, con preguntas de todo tipo.
Me siento cada vez más cómodo en esta parte de los viajes. Aunque haya cosas que he explicado muchísimas veces como de donde viene lo de “Blue Jeans”, si me siento identificado con alguno de los personajes o cómo se me ocurrió la idea de “Canciones para Paula”. Pero la seguiré respondiendo todas las veces que haga falta y encantado de ello, además.
Luego fuimos a comer con José Antonio, el comercial de la zona, uno de los tipos más peculiares que he conocido en esta aventura. ¡Y perdón por lo de “tipo” y “peculiar”! ¡Pero es la verdad! Los que lo conocen saben por qué lo digo. He de decir que me lo pasé en grande con él en Logroño y lo mismo en Zaragoza, porque no solo hace muy bien su trabajo, sino que te mantiene la sonrisa en la boca todo el tiempo.
He aprendido una lección importante en estos meses que apliqué por fin en este viaje: al medio día hay que comer algo ligero y pasar de solomillos enormes o impresionantes platos caseros. Menú de degustación a medias con Alba: Un poquito de pan con tomate, unos huevos rotos para compartir y lomitos de lubina. Bien.
Y aunque el cierzo nos recibió por la mañana, ya desde el mediodía, hacía calor. Es lo que más me afecta. Me pasó en Sevilla la semana pasada e intenté que no me volviera a ocurrir esta vez. Mucho agua y buscar la sombra. Esto puede parecer una tontería para algunos, pero cuando te pasas el día andando de un lado para otro y con la tensión permanente de que todo el mundo está pendiente de ti, cuanto más fresco estés, mejor. Y el calor es mi mayor problema. Bueno, también el maquillaje que me ponen cuando voy a la tele, eso no lo soporto!
Mucha gente en la caseta de la Librería Central. Muchísima. Pero antes de firmar se acercó Sandra, la autora de “El violín negro”, que es maña. Un encanto de persona que está triunfando con sus libros. Gracias por todo Ladyghost!
De 18.30 a 20.30, dos horas sin parar de firmar y de conocer en persona a muchas seguidoras CPP como Nuria, Natalia, Karina, las Paula, Miriam, Sara, Claudia, Anastasia, Lorena, Desi, Belén, Irene y Andrea, María, Laruskina, Lucía, Cristina los amigos de Alba... y a las ciento y pico de personas que estuvisteis, gracias a todos, de verdad.
Es un verdadero placer recibir tanto cariño y comprobar como tanta gente se acerca solo para hablar un poquito contigo y que le firmes un libro. Es algo muy especial. Me hace sentir bien. Además, mi libreta de firmas, que ya es la segunda que tengo porque la primera se completó, me sirve de apoyo y para animarme en los momentos más bajos.
No sé si lo he contado alguna vez, pero conforme estoy firmando, tengo una libreta, en la que los seguidores de CPP me firman a mí. Algunos se ponen nerviosos y no saben que escribir. Otros se sueltan y me hacen largos comentarios de agradecimiento. Pero cada dedicatoria es especial y tiene su importancia. Este mundo de Canciones para Paula transmite buen rollo. Y también es un mundo interactivo. Siempre tiene que existir el contacto entre los lectores y yo. Y lo de la libreta es una manera y una oportunidad más para que expresen lo que piensan de los libros y lo que ha supuesto para ellos y que yo lo lea y lo sienta. Mi libreta de firmas es uno de los mayores tesoros que tengo ahora mismo en mi casa.
Y después de firmar en el libro de la Feria y conversar un rato con Joaquín, al que prometí que volvería el año que viene, Nuria y yo nos despedimos de Alba y de José Antonio, y de nuevo al AVE rumbo a Madrid.
Y como siempre en nuestros viajes, nos pasó algo. El tren se estropeó y estuvimos un rato parados en Calatayud. Afortunadamente, la espera no fue excesivamente larga y llegamos a casa sin mucho retraso.

Domingo 29 de mayo

Aunque me gusta viajar, se agradece que la firma sea al lado de casa. No hay mucha distancia desde donde vivo hasta el Retiro y después de tantos kilómetros recorridos en este año y pico...
Me encanta la feria del libro de Madrid. Disfruto muchísimo. Si por mí fuera estaría los quince días que dura metido en la caseta de Everest. Pero eso no puede ser porque hay más autores y también están Bob Esponja y Caillou! Precisamente, con este último compartí firma el domingo. Vienen muchísimos niños a verlo. Lo que no saben estos pequeños es el calor que pasan los que van dentro de esa enorme cabeza. Pobres.
Tenía mis dudas sobre la gente que iría al ser un domingo, por la mañana, con el tiempo así así... pero no sé por qué dudo de algo que tiene que ver con Canciones para Paula, porque siempre sale todo bien. De 12.00 a 14.30, solo los últimos cinco minutos tuve tiempo de hablar con Vicky, sí esa Vicky con la que todos los blogueros intercambiáis emails y que se ha hecho tan famosa, porque hasta entonces no dejé de firmar libros. Chicos y chicas, algunos ya conocidos, otros que veía por primera vez y otros que acababan de comprar el libro. También muchos padres, que acudían en nombre de sus hijas que no habían podido ir por los exámenes. Así que solo por la mañana ya firmé más de cien libros entre ellos uno a Irene Contenta, una gran seguidora CPP, Isabel, Vega y su hernana, May, Gym, Paula, Lucía, Alba, Irene, Zahira, Marta o a Perla.
Por allí también se pasaron para saludarme Javier Ruescas (Cuentos de Bereth y Tempus Fugit), Begoña Oro (que conocí en Zaragoza el día anterior) y Elena Tiramisú (¿me dejas que te llame así?). ¡Gracias por el Tiramisú! Fue mi cena y estaba riquísimo.
Y tras volver a casa a comer algo, ver el final de la carrera de F1 y la última etapa del Giro, regreso al Retiro donde tenía tres horas más de firma por la tarde en la caseta 293.
No puedo nombrar a todos, mi memoria es cada vez más corta y tampoco me cabrían aquí los nombres de las personas que vinistéis, pero quiero que sepáis que a todos y cada uno, me encantó veros y os doy las gracias.
Por allí se pasaron Geli y Lara Barrantes. Geli es la chica que a más firmas ha venido, una clásica de esta aventura. Y a su amiga Lara no la conocía personalmente, aunque sí que teníamos contacto vía Tuenti. Gracias a las dos, fuisteis muy agradables conmigo, como siempre. ¡Os espero la semana que viene!
También conocí por fin a Andrea Urango, que vino con su hermano, y a la que me hizo muchísima ilusión verla. Y a Paula Lady Madrid y a su hermana, a las chicas del Videoblog que fueron simpatiquísimas, a todas las chicas de mi Twitter como Elisa, Nieves... también se animó a ir Sandra, que ya estuvo por la mañana, con una amiga y la cumpleañera Marta, y Ester Capicúa McDonald, Natalia Miller (que no me dijo que era ella), Marta, Andrea, Irene, Eva y Adriana...
Pierdo la cuenta de todos los que asistieron. Solo deciros que me pasé veinte minutos luego leyendo la libreta de firmas.
Muchas veces pienso que esto no puede estar pasándome a mí. ¿Esto es verdad?
Esta semana la tengo de “descanso”, pero lo mejor es que el 11 y el 12 de junio vuelvo al Retiro.
El sábado 11 haremos algo bonito en el Pabellón de Círculo de Lectores a las 18.00 y más tarde firma en la caseta de Everest de 19.00 a 21.30. Espero que vaya mucha gente.
Y el domingo 12, a las 19.00 horas, una cita muy especial. FNAC me ha invitado a que firme en su caseta de la feria. Y no estaré solo. Habrá varios autores más, entre ellos Guillermo Fesser y Juan Luis Cano de Gomaespuma y Federico Moccia. ¡SEGUIDORES DE CPP NO ME DEJÉIS SOLO! Jaja. Será un día muy bonito y una gran culminación de la feria del libro de Madrid.

2 comentarios:

  1. A nosotras también nos gusto tenerte en Zaragoza y que nos trataras tan bien, en la charla del paraninfo y en la posterior firma (:

    Vuelve prontooo

    ResponderEliminar