viernes, 14 de mayo de 2010

SERENDIPIA

Es una palabra que me gusta. La descubrí en aquella película de John Cusak Y Kate Beckinsale, en la que Jonathan y Sara porfían con el destino en busca del amor verdadero. Serendipity era el nombre de la cafetería en la que toman algo después de conocerse.
Una serendipia es una casualidad. Un guiño que nos hace el destino.
Pero...¿Exise realmente el destino? ¿Está escrito en algún sitio lo que te va a pasar? ¿Eres tú quién decide tu propio destino?



Yo creo en estas cosas. Quizá de una manera particular. Pero pienso que el destino existe. Hay personas que aparecen en nuestra vida por casualidad, por tremendas serendipias. Y qué importantes son. Existen los ángeles de la guarda. Los duendecillos malvados que te lo hacen todo más complicado. Las princesas que son brujas, y las brujas que luego resultan ser princesas. Los lobos y lobas que te intentan comer. En realidad la vida no es más que una extraña serendipia con personajes que se cruzan en tu camino.
Una simple casualidad. Un simple hecho anecdótico. Una simple jugada del destino, puede cambiar toda tu existencia. Pensadlo, porque quizás esté pasando en estos momentos.

12 comentarios:

  1. Me encanta, en serio.
    Creo que no hay un solo relato que no me guste.
    Tienes un don impresionante.
    Si puedes, pasate por mi blog (:
    gracias por escribir estas cosas, da gusto leer cosas asi y saber que, a lo mejor en un futuro puede que yo llege a escribir asi

    ResponderEliminar
  2. Hola Blue soy Miriam (Miri) una seguidora tuya. Nunca te he comentado por aquí pero he de decirte que este es uno de los textos que más me han gustado. Ayer mismo me preguntaba si existe o no el destino, yo creo que sí, pero me pregunto si cuando cometemos el mismo error más de una vez, eso forma parte del destino o es aprendizaje, no lo sé. Felicitarte por tu éxito y que todo siga viento en popa :)

    ResponderEliminar
  3. Sí, Blue.
    Existen esos duendecillos, existen los ángeles de la guarda, y sobretodo, existe el destino... Yo misma soy victima de él... más que victima, gracias a él, hoy soy feliz.

    Por mi parte... ¡¡Vivan las serendipias!!

    ResponderEliminar
  4. Que bonito el texto, y la palabra es muy graciosa también:) jajaja. Me leí tu libro y me encanto, escribes genial, de verdad. Cuando tengas tiempo si eso pásate por mi blog y me comentas qué te parece ¿vale?:) Besitoos!

    ResponderEliminar
  5. Hola!
    Que yo haya llegado a este blog es una Serenpidia o quizás no :)

    Filosofar sobre la casualidad y el destino son 2 temas muy amplios y contrarios a la vez

    Las casualidades son netamente al azar y el Destino es una opción que cada uno va formando... No podemos decir que tenemos el guión de nuestra vida ya asignado al momento de nacer, ya que el mañana aun no existe, depende absolutamente del hoy...


    ..:: aluaP ::..

    ResponderEliminar
  6. Serendipia*




    ..:: aluaP ::..

    ResponderEliminar
  7. Blue =) m ncanta esta peli y obviamnte todo lo que escribes ya sabes q stoy casi dsd el principio y siempre adoraré todo lo que aces, un besito ^^

    El Dalky de Fresa :)

    ResponderEliminar
  8. Gracias por seguirme,
    un placer conocerle más allá de Blue Jeans.

    ResponderEliminar
  9. El destino es una bolsa revuelta llena de pelotitas, una somos nosotros mismos, otra la sociedad en la que nos movemos, otra el tiempo que hace en ese preciso instante, otra el lugar donde nacemos y así millones y millones de pelotitas que se vuelven a mezclar un día y otro día; y así sucede que un día la pelotita que pesa más es la de nuestras acciones, otro día la que pesa más es la de la tierra de donde procedemos, otro día la de donde trabajamos y así sucesivamente. Sin embargo nuestras bolsas no están aisladas tienen un nexo especial con las bolsas de todas las personas y otro vínculo con el universo, por eso no se puede predecir lo que va a ocurrir, todo fluye a lo largo de la vida.

    ResponderEliminar
  10. Sabes, yo he estado en el café
    Serendipity, en Nueva York :)
    Es un lugar muy especial y no me
    extraña que la película se ambientara
    alli. Todo un guiño del destino.

    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Me encanta como escribes, lo expresas todo de una manera tan natural y fluida que me sorprende :)Ya he visto tu faceta como escritor, y esta faceta de reflexión, me ha gustado tanto o más que la otra :)

    ResponderEliminar
  12. Recien me encuentro con los comentarios y sensaciones derivados de la SERENDIPIA. Debo confesar o como se dice actualmente "dar testimonio", de lo que mi vida se ha transformado. Yo creia que cada golpe de fortuna, se referia a mi espíritu a veces liberrimo, a veces severamente conservador. Ambos extremos, quizas una justificación para mi valiosa de todo lo que me fue sucediendo. Pero,al procesar toda mi vida, encuentro un hilo conductor, y lo taxativo de esta palabra y su definición, me permiten asombrarme de las muchas vidas disfrutadas y grandes cambios producidos en mi mismo, luego de cada "soplo del angel", como lo definimos con mi hijo menor una mañana que caminabamos por una calle centrica de Mar del Plata . Rca. Argentina.

    ResponderEliminar