domingo, 2 de mayo de 2010

ELLA

Paseo. De un lado para otro. Recorro el mismo camino una y otra vez. Sin luces. Sin sonidos. Sin propósitos. No tengo ganas de masticar la realidad. ¿Para qué? Y es que desde hace un tiempo no soy capaz de sacarte de mi pensamiento. Estás en mí. Simplemente eso. Has llegado cuando menos lo esperaba. Y ahora es que la vida no tiene sentido sin ti. Eres en lo primero que pienso cuando me despierto. Y tu voz es la antesala de mis sueños. Sí, también estás en mis sueños. ¿No lo sabías?
Tú eres ella. Había pensado mucho en ti y ni siquiera te había conocido. Ni tenías rostro, ni jamás imaginé que yo mereciera a alguien como tú. Pero el destino es así de caprichoso. Nos une a su antojo. Y entonces va y decide que un día cualquiera nos crucemos. ¿Casualidad? Puede ser. Pero lo cierto es que enseguida conectamos.
Es curioso esto de vivir. Con todas las personas que hay en el planeta y aparece de la nada mi alma gemela. Y además, me enamoro de ella y soy correspondido. Qué más puedo pedir.
Cada vez que escribo tú eres la nota inspiradora. Esa musa de la que tanto hablo. Sin ti, ya no habría palabras. Sería imposible trazar dos frases seguidas con sentido. Te has convertido en la melodía de mis canciones. La música tiene tu nombre escrito.
¿Te das cuenta? Tú sola has cambiado el mundo. Al menos, el mío. Porque mi mundo eres tú.



Y aunque no me veas nervioso en estas letras, lo estoy. Nunca dejo de estarlo. Es un cosquilleo permanente. No sólo eso. Me gustaría que pusieras tu mano en mi pecho y comprobaras lo rápido que late mi corazón. Y es por ti. Solamente, por ti. Y sonrío. Y me sonrojo. Y cuando te escucho decir que me quieres me inunda tal felicidad que me entran ganas de llorar. Como aquel día. ¿Lo recuerdas? Era la primera vez en mi vida que lloraba de alegría. Derramamos lágrimas juntos, como dos críos. Y nos reíamos mientras sorbíamos por la nariz.
Lo mejor de todo, es que esto acaba de empezar. Sólo es el principio del camino. Y no te dejaré sola, sino que andaremos juntos. De la mano. O abrazados. Y cuando te mire a los ojos te repetiré una y otra vez que eres mía. Y que soy tuyo. Y que aunque sólo se viva una vez, como tú siempre dices, mi vida sólo es una excusa para amarte.

16 comentarios:

  1. Lo increíble y maravilloso del amor es que no es fruto de ningún cálculo. Me alegro que tengas una persona que te insipire todas esas cosas. ^^

    Aquí tienes una nueva seguidora que también intenta escribir.

    Un besillo

    ResponderEliminar
  2. Que suerte de tener alguien asi.
    Me encanta como escribes :)

    ResponderEliminar
  3. Precioso como he dicho de cada uno de tus escritos.
    & sin palabras que me vuelves a dejar, pásate por el mío si puedes^^
    saludos!

    ResponderEliminar
  4. me encanta una vez mas es perfecto de verdad
    muchos beoss
    Almu

    ResponderEliminar
  5. como todos los demás, me encanta :D
    es una suerte tener a alguien así, blue
    un beso!

    ResponderEliminar
  6. me encanta, pero como todos los demas
    cuando puedas pasate por el mio aver que te parece
    besotes

    ResponderEliminar
  7. http://andarasaltosentreeltrafico.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  8. que grande debe ser sentirse así.. tener alguien así en tú vida! y que grande eres tú por poder plasmar esos sentimientos en palabras.

    ResponderEliminar
  9. Me encanta como escribeees, en serio!

    ResponderEliminar
  10. Preciosooo!!!! que bonito,me encanta como escribes, sigue asi

    ResponderEliminar
  11. Es demasiado como escribes...
    Sigue escribiendo por favor, sigue escribiendo...

    ResponderEliminar
  12. Madre mia.. me encanta como escribes en serio!
    eres un modelo a seguir!
    (L) es precioso querer a alguien y ser correspondido (:

    ResponderEliminar
  13. que cosas tan bonitas escribes...
    es precioso querer a alguien asi y que te correspondan igual! :)

    ResponderEliminar
  14. Blue, eres un verdadero artista.

    ResponderEliminar
  15. Increíble, precioso... ¿cómo describo las palabras que acabo de leer? Estoy convencida de que la persona de la que hablas es excepcional y hay que agradecerle que te inspire a escribir textos tan fantásticos.

    ResponderEliminar