miércoles, 16 de marzo de 2011

CANCIONES PARA PAULA. CAPÍTULO INÉDITO SANTOS INOCENTES 2008

NOTA: ESTE CAPÍTULO NO FORMA PARTE DE "CANCIONES PARA PAULA". FUE UNA BROMA QUE GASTÉ A LOS QUE SEGUÍAN LA NOVELA POR INTERNET EN DICIEMBRE DEL 2008. IMAGINAOS LA CARA QUE PUSIERON LOS QUE LEYERON ESTE CAPÍTULO EL DÍA QUE LO SUBÍ. AÚN NI SIQUIERA SABÍAMOS QUE ALGÚN DÍA SE PUBLICARÍA EN PAPEL.

Después de las lágrimas de Mario, ese lunes de marzo, con el cielo ya oscuro.

Camina por la calle, distraído. Tiene aún los ojos vidriosos. Es de noche. Noche cerrada en la ciudad. Un soplo de aire frío le obliga a abrocharse la cazadora.
Aún no se ha atrevido a llamar a Paula para pedirle disculpas por el plantón. No puede creerse que se haya quedado dormido. Está triste, también avergonzado. Era su oportunidad. La que llevaba esperando tanto tiempo y él mismo se ha encargado de tirarla por tierra. ¡Qué estúpido!
Absorto en sus desgracias, cruza una calle desierta sin mirar, con el semáforo en rojo.
Una moto que pasa a toda velocidad está apunto de atropellarle. Suspira aliviado cuando se da cuenta de no le ha sucedido nada. Lo está pasando mal pero es demasiado joven para morir. Sin embargo, sin tiempo para reaccionar, se encuentra de frente con un Ford Focus negro. El vehículo frena de golpe pero no puede evitar colisionar con el joven que termina revolcado en el capó del coche.
Momentos de incertidumbre. Mario yace tumbado en el suelo.
Una joven vestida de negro sale a toda prisa del interior del Ford. Se teme lo peor.
El chico sigue en la carretera inmóvil.

- ¡Dios! ¿Estás bien?

Mario abre los ojos. Ante él se encuentra una preciosidad con un vestido demasiado escotado y corto para la época del año en la que están. ¿Es el cielo? No. Debe ser el infierno.
Se pone la mano en la cabeza. No sangra.
La joven no quiere tocarle por temor a que se haya roto algo. Es Mario, el que dolorido se incorpora lentamente.

- No te preocupes, parece que estoy bien.
- No te muevas. Si quieres llamo a una ambulancia.
- No, no hace falta. Creo que no me he roto nada.

Aquel ángel de la noche le sonríe. Parece aliviada. Mario la observa ahora con mayor detenimiento. Es una de las chicas más guapas que ha visto nunca. Su pelo negro ondulado, le cae por la cara. Es mayor que él, posiblemente tiene más de veinte años, pero arrastra aún la frescura de la adolescencia.
Entre los dos consiguen que se ponga de pie.

- Y tú, ¿En qué pensabas? Has cruzado en rojo. Casi te mato.

Su voz ha dejado de ser preocupada, para convertirse en recriminatoria.

- Lo siento. Llevo un mal día. Sólo me faltaba esto.
- Pues no deberías intentar suicidarte por tener un mal día.
- No era esa mi intención. Pero gracias por el consejo.

La chica morena lo examina de arriba abajo. Sólo es un crío. No está mal, pero dentro de unos años estará mucho mejor.

- Me llamo Irene – le dice dándole dos besos inesperados en la mejilla - ¿Y tú quién eres?
- Mario – contesta bajito, sonrojado.
- Bueno Mario. Pues me alegro de no haberte matado y que todo esto sólo haya sido un susto.
- Más me alegro yo.

La chica ríe al oírle. Es mono.

- Me has caído bien, jovencito. ¿Quieres que te lleve a algún lado?
- No. Gracias. No iba a ninguna parte en concreto.

Irene lo mira inquisitiva.

- ¿Problemas de amor?
- Algo así.
- ¿Te ha dejado tu novia?
- No tengo novia que pueda dejarme.
- Interesante.
- No me parece interesante. Es una mierda.

La chica del vestido negro vuelve a sonreír. Le gusta su rapidez mental. Es inteligente. Mira a su alrededor y piensa en algo.

- Oye, ¿por qué no comemos algo allí y me lo cuentas? – dice, señalando un restaurante de comida rápida.

Mario se muestra sorprendido. ¿Cómo? Él no encaja como acompañante de aquella preciosa chica, varios años mayor. Pero sin saber cómo ni por qué, acepta.
Juntos entran en el local. Sólo están ellos. Piden una hamburguesa cada uno y se sientan en una de las mesas del fondo.
Durante un cuarto de hora conversan. Irene bromea constantemente. Mario azorado intenta seguirle el juego. Se caen bien. Parece que hay conexión, pese a la diferencia de edad.

- ¿Y cómo un chico cómo tú no tiene novia?
- Imagino que no soy lo suficiente bueno para ninguna.
- ¿Qué dices? Eso no es verdad. Eres un chaval muy guapo y muy simpático.

La mejilla del chico arde.

- Pues díselo a ellas. Nunca he tenido novia.
- ¡No me lo puedo creer! – exclama Irene, exagerando sus gestos.
- Créetelo.
- ¿Cuántos años tienes?
- Dieciséis.
- Vaya. Yo a tu edad ya llevaba unos cuantos de novios – dice riendo, sin darse cuenta de que aquello avergüenza a Mario-. Entonces tú aún no...
- ¿Yo aún no...?

Irene sonríe pícara. Se inclina dejando a la vista del joven gran parte del escote y le susurra al oído.

- Que nunca lo has hecho – susurra.

Mario traga saliva. Sus dedos juegan nervioso con la servilleta.

- No – contesta, aunque apenas se le oye.

La chica dibuja su enésima sonrisa.

-¿Y no te gustaría?

¿Y ahora que dice? Se está poniendo muy nervioso.

- Claro. Pero...

Irene se levanta de su silla. Mira a izquierda y derecha. El local sigue vacío. Se acerca a Mario y le coge de la mano.

- Ven – le ordena sensualmente, guiñándole un ojo, invitándole a que se levante también.

Le tiemblan las piernas pero obedece. Aquello no puede ser verdad. No se puede creer lo que le está pasando. Se pellizca. No, no es otro sueño como hace un rato. Sería demasiado soñar con algo así.
Irene lo guía hasta el cuarto de baño. Abre la puerta del de chicas. Es bastante amplio. Entran y cierra con llave.

- Mario, ¿Qué te parece? ¿Te atreves?
- Yo...

Nunca ha estado tan nervioso. Ni siquiera con Paula. Está encerrado en el baño de chicas de una hamburguesería con aquel bombón preguntándole si quiere tener con ella su primera vez.

- Vamos. No temas.

Irene se le acerca. Le coge las manos y con suavidad comienza a besarle el cuello.
Mario apenas se mueve. Está completamente bloqueado. Cierra los ojos y siente los besos de la chica que ya le ha quitado la cazadora y va a por la camiseta. Enseguida ésta también cae al suelo. Irene no cesa en sus besos.

- ¿Quieres quitarme el vestido?

Mario abre los ojos como platos. No dice nada. Sólo se deja llevar. Rápidamente deja a Irene sólo con la ropa interior. También él, tras bajarle el pantalón, está sólo vestido con la ropa interior.

- Relájate. Deja que yo te enseñe.
Mario obedece. Se deje llevar una vez más. Siente sus besos, sus caricias. Ha soñado muchas veces con este momento pero con distinta protagonista.
El ambiente cada vez se caldea más. Sus cuerpos se unen. Suspiros.
Dando rienda suelta a su pasión, Mario abre los ojos en el espejo del baño. Sonríe por fin. Al final el día no ha ido tan mal. Y durante los próximos minutos, todavía sería mejor.

29 comentarios:

  1. jajaja, valla... y justo voy en esa parte del libro, donde Mario se queda dormido...la verdad si pudiera encajar con la historia...necesito terminar el libro para deducir que fue una broma...

    pero que suerte de mocoso ajajaja... se parece a mi historia, solo que mi chica tiene 18 y yo 25 =P jaja...

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  2. Meeeeenos maaaaal que esto fue una broma, no me ha gustado nada!! Jajaja. Lo siento, es que sencillamente, estos dos no pegan, y aunque Irene sea así, Mario no haria esto nunca.

    Adoremos CPP! Jajajaja.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. jajajaja, tenía ganas de volver a ver algo de CPP aunque solo sea una broma (:
    CristinaBlasco.

    ResponderEliminar
  4. Jajajajaja QUE FUERTE!!! Hubiera estado bien publicado!! JAJAJAJAJA
    un beeso!

    ResponderEliminar
  5. Joer no esta maal!!! jajaja pues no hubiera estado mal en el libroo!!! jajajaja un besazooo es geniaal!!! ;P

    ResponderEliminar
  6. hubiera dado un giro a la historia si llega a ser así ehh! me ha gustado ;)
    un saludo

    ResponderEliminar
  7. No!! porq no pegan nada.. Y asi ¿Sabes que te quiero? tiene mas sentido! Silviaaa :D

    ResponderEliminar
  8. maria love cartagena16 de marzo de 2011, 19:01

    me ha gustado mucho pero me gusta mas la verdadera historia y ademas yo no veo a Mario ha ciendo eso y menos con Irene jajajaja bss ¡ ME ENCANTA CPP Y SQTQ! me los lei mui rapido :P buena suerte con el tercer libro

    ResponderEliminar
  9. Jejejejeje encaja pero me alegro de que soslo fuese una broma
    B sigue asi !

    ResponderEliminar
  10. Sinceramente creo que hbria encajado bien en la historia, lastima que no se publicara con el libro

    Salu2 ;)

    ResponderEliminar
  11. Pues me ha dejado boquiabierta Jajaja! No hubiera estado nada mal que ocurriera en el libro de verdad, enserio Jaja. Al menos el chaval no lo pasaría tan mal... xD Sigue así Blue Jeans!! Adoro tus libros(:

    ResponderEliminar
  12. ¡Qué buenos recuerdos!
    Además yo acababa de empezar a leer la historia y enseguida me puse al día.
    Lo que más echo de menos es la de páginas que llenábamos con comentarios día sí y día también.

    ResponderEliminar
  13. Jajaja,que divertido,la verdad es que podría hacer sido otro final diferente para CPP :)

    ResponderEliminar
  14. Que raro me resulta, no se no me pegan nada Irene y Mario, menos mal que solo fue una broma jajajajaj :D

    ResponderEliminar
  15. Jajaj
    Queda raro leerlo... jajajaja
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  16. En esta época... era mi chica... la que te seguía en Netlog ... ajajajaj ha estado bien recordar aquellos tiempos ... Saludosss

    ResponderEliminar
  17. Jajajaja, es muy raro leer esto, pero divertidísimo, vaya!
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  18. VAYA BLUE! menudo capitulazo, menos mal que en diciembre de 2008 aún no lo seguía, que si no... me hubiese quedado a cuadros!!
    jajajajaja
    unbesazo :)

    ResponderEliminar
  19. Jajajaja
    En los primeros párrafos se notan tus ganas de darle acción a las historias, y en lo otro... xDD eso si que suena como broma. En cuanto describiste como era la chica digo: ¡ya está, Irene!y... justo!
    Ais ais Blue, como te gusta jugar con los lectores y con los personajes xD. Muy divertido :)
    Un besoo!
    Sandra Diaz.

    ResponderEliminar
  20. B!!!
    Uuuuu!!*.* Qué ilu me ha hecho volver a leerlo!!
    Me acuerdo perfectamente de aquel día.. xD Como me reí, y nadie (que yo recuerde) cayó en que era el día de los SantosInocentes... Menuda se lió.. jaja Mejor dicho.. menuda la que liaste! jajaja
    Pero me encantó, y a día de hoy, me sigue encantando.
    ¿Cuantas cosas han pasado desde entonces ehh? jaja Qué guay!^^
    Espero que todo siga yendo igual de bien.. o mejor!=)

    Muaaak!

    ResponderEliminar
  21. JAJAJAJA habría sido curioso el giro de la historia si hubiese sido así

    ResponderEliminar
  22. Madre mia!!!! No hubiese quedado tan ma en el libro como capítulo original!!!! xD Aunk no pegan ni con cola ellos dos, al menos no seria tan puro ccomo lo era!!!! me encantan los libros!!! Un besote

    ResponderEliminar
  23. MEnos mal que no lo lei por internet si no yo seria una de esas personas ke se quedarian atonitas, el original muchisim mejor.,, mucha suerte con la tercera partee;)

    ResponderEliminar
  24. JAJAJAJAJAJAJAJAJAJJJJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJJJAJAJJJAJAJAJAJJJJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJ

    ResponderEliminar
  25. Please!!
    entra en mi blog
    http://rsgyenni.blogspot.com/
    y firmame te lo agredeceria mucho porque la entrada es para que me digais lo que pensais sobre la persona de la que hablo..

    ResponderEliminar
  26. jajajja pues no estaría mal esto en el libro...el pobre mario con lo que sufre por paula..creo que muchas personas se han identificado con este personaje! me encanta! Y que acabe con Diana, me parece genial! bueno que seguiré leyendo este blog!

    un bico dende galicia! :D

    ResponderEliminar
  27. en que ciudad vive paula?

    ResponderEliminar
  28. una pregunta,en que parte de CPP sale ester minitextos?Me gustaria saberlo.Gracias y un besoo

    ResponderEliminar
  29. En que parte sale el perro que se llama waku-waku?Graciaas

    ResponderEliminar